··· marcas
A B C D E F G H I J K L M N
O P Q R S T U V W X Y Z
··· especiales
Exposición Clásicos Deportivos (GP Valencia)
Fórmula 1: Años 50
Diapositivas de época
Colección PAVO
Enlaces
Tienda Virtual
··· conócenos
Colaboradores
Vehcla
Finalidad de la web
··· contacto
Contacta
Agradecimientos
Sélex Competición

 

Empresa fundada por Miguel Molons dedicada a la fabricación y reparación de amortiguadores con dicho nombre, fue un hombre atraido por el karting aparecido en España a finales de los años 50 y que uno de los grandes impulsores de éste movimiento fue Fernando P. Villaamil, importando muchos de estos para competiciones así como para la Dirección General de Tráfico para su uso en colegios como aprendizaje de la seguridad vial.

Otro de los protagonistas fue Jaime Xifré, que coincide con Molons en 1965 y deciden impulsar la fabricación de monoplazas en el país, además por esta fecha se dedicaba al diseño de planos de coches de competición.

Jaime Xifré en el centro, Jesús de los Santos a la izquierda y a la derecha, Lucio de Sanctis, ambos impulsores del LINCE (sin olvidar a Paco Sanjuán).

Su primer encargo fue realizado por la empresa Artés de Arcos, importante fabricante de componentes para vehículos y material de competición. Pretendía fabricar un monoplaza que reuniera las condiciones de la Fórmula IV y que sus fabricantes idóneos serían Molons y Xifré, presentandose en el Salón de Barcelona de 1966 con dos motorizaciones, una de 250 cc y otra de 850 cc (procedente del Seat 850); en octubre se muestra también en el Salón de París incluso se prepararon más prototipos para el "Racing Show" de Bruselas. El nombre de dicho automóvil es bastante conocido, Guepardo. Con la desaparición de la Fórmula IV muchos sufrieron modificaciones mecánicas caseras, se realizó una versión para Fórmula III pero sin mucho éxito.

Otra aportación para la empresa de Artés de Arcos fue el diseño y fabricación del protipo del Artés Campeador presentado en el Salón de Barcelona de 1967 con mecánica del Renault 8 Gordini y que un incendio de los talleres Zipo donde se construían provocó el abandono del proyecto.

A partir de 1968 se desvinculan de Artés de Arcos preparando monoplazas para la futura Fórmula Nacional, al no ser bastante segura su implantación se rigen por los reglamentos de la Fórmula III presentando en 1970 con la ayuda de Ernesto García y Forcano el Sélex ST2. La mecánica proviene de importación (Novamotor) lo que hizo alargar su presentación por el tema de los trámites legales. Durante dos años se procede al ensayo y prueba del vehículo por parte de Cañellas, pero una rotura de motor y la falta de equipamiento por parte de la marca hace que el coche sea vendido. La marca denunciaba la falta de circuitos preparados para las pruebas de sus monoplazas en Barcelona, lo que producía un encarecimiento al presupuesto el tener que desplazarse.

Se oyen rumores de la creación de la Fórmula 1430, por lo que Sélex prefiere centrarse en nuevos proyectos. Al grupo se añade el dirigente de Zipo, Paco Guitart, incorporándose al proyecto del cual de ante mano ya tenían más de dos decenas de pedidos, naciendo el ST3 en 1970 también. Siendo éste el más victorioso y conocido de la historia de la marca. El debut se efectuó en 1971 en el Jarama.

A partir de los inicios de la década de los 70 la marca Sélex tuvo una gran importancia, no sólo por las victorias, sino por la asistencia en carrera que ofrecían a todos sus clientes desde Barcelona.

1974 fue el año de la creación de la Fórmula 1800, donde los monoplazas pasaban de equipar el motor del Seat 1430 a los 1800 biárbol utilizado en los FU, 131 y 132. De la base del ST3, la marca lo retoca apareciendo el ST4 que se adaptaba a esta reglamentación, el coche no llegó a cuajar, siendo modificado varias veces sobre todo en el tema de la estabilidad. Además, Sélex tuvo que hacer frente a los monoplazas de Martini

El ST3 se encontraba un poco anticuado, ya que durante toda su andadura apenas sufrió cambios, así que en 1974 se presenta también ST5, para Fórmula 1430 y un diseño de carrocería más aerodinámico. Al año siguiente abandona la marca Xifré, para especializarse en el diseño de coches.

En los años posteriores aparecieron el ST6 (1977) con problemas en el reparto de peso y el ST7 en 1978, para Fórmula III. Este mismo año la marca abandona la construcción de monoplazas, sin embargo, seguirían compitiendo y ganando títulos hasta bien entrada la década de los 80 debido a la falta de apoyo por parte de SEAT.

Actualmente Sélex sigue fabricando amortiguadores para vehículos sobre todo de competición.

MODELOS:


Vehículos Clásicos fue inaugurado el 10 de mayo de 2001
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
No se permite la reproducción de textos, fotografías, etc, sin el consentimiento de los propietarios del sitio web.
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·