··· marcas
A B C D E F G H I J K L M N
O P Q R S T U V W X Y Z
··· especiales
Exposición Clásicos Deportivos (GP Valencia)
Fórmula 1: Años 50
Diapositivas de época
Colección PAVO
Enlaces
Tienda Virtual
··· conócenos
Colaboradores
Vehcla
Finalidad de la web
··· contacto
Contacta
Agradecimientos

Agosto no es el mes más adecuado para pasearse con un clásico, sobre todo a horas del mediodía o de la tarde y si nuestro clásico no dispone de aire acondicionado (o por lo menos que funcione). Sin embargo, por aprovechar unos días de vacaciones en la conocida Costa del Sol de Málaga, decido que unos días de descanso apartado de los clásicos, no son propiamente días de descanso.

Tras indagar me encuentro con un Renault Alpine A310, un automóvil que siempre me ha llamado la atención y personalmente me gusta. Hablo con su propietario por aquellas fechas, el amigo Juan Antonio y decidimos el lugar apropiado para hacer las fotografías a éste y otro coche que nos acompañaría en la calurosa mañana de verano, y al que le dedicaremos un dossier más adelante.

Problemas de última hora nos hace cambiar completamente los planes, el coche muestra un problema en el circuito de refrigeración que provoca su calentamiento al circular durante varios kilómetros, así que decidimos quedar y hacer el reportaje fotográfico en el mismo pueblo donde descansa.

Mijas, centro turístico de miles de extranjeros y españoles, al lado de su parada de los famosos burro-taxi decidimos el lugar perfecto para hacer el reportaje fotográfico, lejos de la masificación turística y urbanística. Desde la gasolinera donde tuvo un lavado bastante completo hasta el parque el coche generaba gran expectación entre padres de familia y teutones que seguramente les recordaría tiempos mozos, sobre todo si eran franceses, al ver el coche con el que soñaban en su juventud, un deportivo de grandes prestaciones pero fuera del alcance de gran parte de ellos.

Y es que su motor V6 de 2.700 cc no son ningún desprecio, desenvolviéndose con una gran facilidad en el tráfico actual y de largas autovías costeras. Con un diseño para nada anticuado, de hecho, su línea en forma de flecha con acabado fast-back era considerado por más de uno en aquella fecha como un "futurista", que gustaba a muchos, pero no convencía a otros.

Nuestro ejemplar, está fabricado en 1978, aunque no obtuvo la matrícula hasta entrados los años 80, cuando un caprichoso malagueño lo trajo a la Península para sus paseos por una Costa del Sol en la que cada vez se veían más coches de lujo, con gente de dinero que no dudaba en presumir de pertenencias y cuyos proyectos urbanísticos, o especulación, como quiera decirse, se encontraba en la época de mayor auge con un Puerto Banús que había sido inaugurado pocos años antes.

Este señor disfrutó de su coche hasta finales de los años 90, sin haberle realizado ningún retoque estético, tan común en este tipo de coches. Por lo que es de admirar el grado de conservación y originalidad que presenta el ejemplar mostrado.

La línea, con su diseño permite un bajo nivel de resistencia al aire, con un diseño bastante innovador y que yo consideraría bastante acertado. Presencia de paragolpes de plástico negro, que se encuentran bien integrados en la línea del coche, sin ser demasiados exhuberantes como en algunos deportivos (sobre todos aquellos que fueron mandados a Estados Unidos, y que por razones de seguridad exigían la instalación de paragolpes de plástico de dudoso gusto por su enorme tamaño, y que en más de un coche destrozaba su estética).

La posición del conductor es bastante adecuada, con unos baquets que envuelven perfectamente a los ocupantes que les hace sentir estar situados muy cerca del suelo, pero que para nada le resta visibilidad al chófer. Instrumentación precisa y muy completa, con información de todo lo importante a la hora de echarse a la carretera.

El mayor inconveniente son las plazas traseras, con un espacio mínimo, muy pegado a los asientos delanteros y con el respaldo en posición prácticamente vertical hace que sean una tortura más que un viaje, sobre todo si uno supera el metro ochenta de estatura. Además, al estar tan pegado al motor, el ruido y el calor hace insoportable viajar allí. Pero también es cierto que estamos hablando de un deportivo, no de un coche familiar, siendo en este caso un 2+2 más que un cuatro plazas propiamente dicho.

La motorización es bastante adecuado, otorgando al coche de un reprís y unas prestaciones fractamente buena, que siempre son mejoradas en aquellas unidades que montaban suspensiones especiales Alpine, y que permitía trazar curvas con una seguridad absoluta. El tema del consumo en un V6 de más de dos litros y medio es obvio, sobre todo si circulamos de forma "alegre" o de conducción deportiva, pero esto poco debe importarnos si lo sacamos para "el paseo de los domingos", además, la satisfacción que produce pasearse en uno de estos ejemplares olvida todos los contras que tiene.


Vehículos Clásicos fue inaugurado el 10 de mayo de 2001
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
No se permite la reproducción de textos, fotografías, etc, sin el consentimiento de los propietarios del sitio web.
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·